Archive

Uncategorized

Se acaba de abrir un nuevo espacio, el Palacio de Congresos de Plasencia, especialmente ideado para acoger diversidad de eventos culturales, musicales, empresariales y en especial Congresos, ese evento de características particulares que le hacen único en su planificación, puesta en marcha y desarrollo. Algo que entienden y ejecutan a la perfección los OPC`s, por ser profesionales de la organización de congresos y que son más necesarios que cualquier otro proveedor para gestionar congresos en los Palacios por la envergadura que suelen tener los que en ellos se desarrollan y por la propia naturaleza de este espacio en cuanto a ser una gran infraestructura.

Esta nueva sede posibilitará la realización de congresos nacionales de cierta envergadura en Plasencia; una ciudad que aportará a su vez experiencia turística, oferta hotelera, magníficos restaurantes con una estupenda gastronomía basada en nuestros productos estrella con Denominación de Origen, patrimonio artístico y cultural y un entorno cercano incomparable como son las comarcas que la rodean: La Vera, el Jerte y el Ambroz para los que Plasencia es una puerta de entrada y su punto de encuentro como centro comercial.

Estos congresos aportarán a su vez a Plasencia promoción, visibilidad, posicionamiento como destino, un importante impacto económico y un gran retorno de la inversión a nivel económico y social.

Estamos ante una nueva etapa para la ciudad de Plasencia, turísticamente hablando, que pasa a incrementar su presencia en el Sector MICE y para lo que deberá afrontar nuevos retos y aprovechar nuevas oportunidades.

Desde el punto de vista de un OPC y empresa de azafatas , como es Orexco, con base en Extemadura, que ha organizado innumerables congresos en Plasencia en diferentes sedes (complejo Santa María, Santa Ana, Las Claras, Universidad a distancia, teatro Alkázar, hoteles o parador)  para nosotros también es una nueva oportunidad y un reto para generar no sólo congresos y eventos sino para trabajar como siempre, desde el respeto al destino, en sostenibilidad y en promoción turística, en intercambio de conocimientos y en generación de riqueza.

Deseamos lo mejor a este nuevo espacio y a esta preciosa ciudad monumental y acogedora ciudad. Por nuestra parte seguiremos encantados yendo a trabajar y a disfrutar de su entorno.

Advertisements

Si hablamos de hospitalidad en congresos y eventos, las azafatas/os son el personal imprescindible para conseguir la excelencia en ello. Reciben, saludan con amabilidad y saber estar, informan y orientan. 

La primera experiencia de un participante al llegar a la sede del congreso o evento puede ser positiva y agradable o todo lo contrario; lo que ya predispone al asistente para lo demás. Pensemos como nos sentimos al llegar a un lugar por primera vez, en estos casos, a una sede desconocida y en ocasiones con prisas: desorientados por encontrar el punto de acreditación, la sala donde se imparten las conferencias, por dónde se van a entregar los premios o por qué puerta puedo acceder.

Esta desorientación es resuelta por l@s azafat@s que reciben en la puerta de acceso a la sede, con amabilidad, rapidez y con profesionalidad. 

Azafat@s que conocen la sede, que conocen el programa que se va a desarrollar y que identifican las posibles necesidades del asistente o invitado; representan la imagen del promotor del congreso o evento recibiendo en su nombre a todo aquel que llega consiguiendo una primera sensación de bienestar realizando una buena acogida. 

#Azafat@s personal auxiliar y de acogida. 

Esta semana  estaremos en FITUR donde coordinaremos el personal auxiliar del Stand de Extremadura: azafat@s, personal técnico de información turística, asesores de viajes y personal de información y asistencia en mostradores y zonas de profesionales.

La asistencia a una feria de esta importancia conlleva mucho tiempo de preparación y numerosos recursos; por eso todo el personal que esté presente en un Stand, incluido el auxiliar, debe estar a la altura, tener la preparación necesaria y conocer sus funciones y responsabilidades.

El personal técnico asesor y el personal auxiliar de mostrador  se ocupa de la atención directa y personalizada de los visitantes, aquellos que están interesados en viajar y conocer una determinada región, ciudad, pueblo, parque natural…. De aquí la importancia que tiene este personal auxiliar y la influencia en la imagen y en el posicionamiento del destino; de su conocimiento turístico, de su saber hacer, de su adecuada atención, de su cortesía, de su amabilidad… en definitiva de su profesionalidad  dependerá el éxito y el retorno de la inversión realizada por el promotor del Stand.

No se puede mirar de lejos la importancia y la valía de este personal. Y no se puede olvidar la necesidad de formación y profesionalidad de este personal. Algo en lo que las empresas de azafat@s trabajamos diariamente y por lo que apostamos en beneficio de nuestros clientes.

Actualmente, Orexco y su directora-gerente, miembro de la Junta Directiva de ADEAZA, trabajan por recuperar la cualificación profesional de Azafat@ como personal de apoyo a la organización; en un sector, la industria de los eventos, al que cada día se le reconoce mayor peso en la economía nacional e internacional.

 

 

 

 

El montaje de una sala para una reunión, encuentro o conferencia es importante.

La distribución en el espacio de mesas y sillas es importante porque influye, y mucho, en el seguimiento, atención y  participación de los asistentes.

Se debe cuidar el espacio entre unos y otros, dando la posibilidad de moverse (para entrar a destiempo o salir en el transcurso del acto); que todos tengan una buena visión del conferenciante o interviniente y de la pantalla si hubiera proyección y que todos escuchen con claridad el discurso.

Pongámonos en el caso de la persona invitada a participar o la persona que, incluso paga una cuota por asistir. Si fuéramos nosotros y no viéramos o no oyéramos, o no pudiéramos salir sin molestar a los demás… qué pensaríamos? Cómo nos sentiríamos? Seguro que pensaríamos que ha habido una mala organización y nos sentiríamos muy incómodos e incluso molestos por no tener espacio suficiente, por no ver la proyección o por no escuchar correctamente. Lo cual no tiene sentido, cuando realmente vas a ver y escuchar.

Pensemos en ello como si de una falta de respeto se tratara, pues invitar a alguien a una conferencia y que no vea o no oiga al conferenciante, es faltarle al respeto porque ha respondido a tu invitación, ha invertido su tiempo en asistir para nada. Bueno sí, para sentirse incómodo.

Y estas sugerencias/consejos/explicaciones han sido consecuencia de un vídeo que he visto hoy en Twitter, donde unas 25/30 personas invitadas a un Encuentro movían su cabeza adelante y atrás intentando ver al interviniente y ver en la pantalla lo que proyectaba: el montaje elegido fue una única mesa para todos, en una sala muy estrecha, con la pantalla en un extremo a escasa altura y los intervinientes sin micrófono. Todo un despropósito. O consecuencia de no contar con los profesionales adecuados que les asesoraran en el mejor montaje.

Después de más de 25 años en el sector, tengo que seguir hablando de que los OPC’s sufrimos aún falta de reconocimiento y de visibilidad; unido hace ya varios años al aumento de un gran intrusismo, tal vez provocados por la falta de regulación del sector y por la falta de valores como la ética profesional y las buenas prácticas en el ejercicio diario, lo que a su vez da como resultado un aumento de “falsos profesionales” que desvirtúan y desacreditan a nuestro sector, a nuestras empresas constituidas sobre la base de la formación, la preparación y la profesionalidad, en definitiva.

A la falta de reconocimiento se une el desconocimiento de la labor y el trabajo que desarrollamos. Los OPC’s planificamos, proyectamos, asesoramos, gestionamos y optimizamos recursos; en definitiva somos la base del éxito de un congreso. Algo tan importante y necesario por todo lo que conlleva: selección de sedes adecuadas, propuesta de programa científico, programa social, imagen y diseños (logotipo, carteles, web, programa, producción gráfica de pancartas, señalética, credenciales, etc.), difusión y promoción, gestión de inscripciones, selección y contratación de proveedores, patrocinadores, montajes, desmontajes y su coordinación, atenciones a ponentes (gestión de sus viajes, estancias y traslados), atención a congresistas (recepción, acreditación, traslados), …

Por una parte, el comité organizador de un congreso en muchas ocasiones es la primera vez que se enfrenta al reto de poner en marcha un congreso (regional, nacional o internacional) y siendo la primera vez o no que se promueve un congreso, el comité organizador no puede plantearse la contratación de un OPC, como un gasto más sino como una inversión, avalada por capacidades y habilidades suficientes para llevar a cabo con éxito esta labor de coordinación y puesta a punto de los múltiples aspectos operativos y logísticos.

Y por otra, además de todos los proveedores que parecen evidentes como el hotel, el catering, los autocares, los audiovisuales, las azafatas…la necesidad de un OPC, debe de ser no solo evidente sino necesaria.

La mayoría de las ciudades han invertido e invierten en infraestructuras y estrategias de promoción para ser destinos MICE – de congresos, convenciones y eventos- por el retorno económico y posicionamiento que les reporta. Pero muchas de las empresas OPC de estos destinos luchan por subsistir y por diferenciarse en un mercado y un entorno cada vez más cambiante y competitivo. Y un destino no conseguirá posicionarse solo con infraestructuras y promoción, necesitará de empresas profesionales, de OPC’s y agencias de eventos, para conseguir el posicionamiento buscado a través del éxito de los congresos y eventos realizados en él. Si no hay éxito no hay retorno ni posicionamiento.

Conocer, respetar y valorar el trabajo que realiza un OPC al igual que nosotros respetamos y valoramos al resto de profesionales que promueven los congresos (abogados, médicos, arquitectos, ingenieros, docentes, enfermeros, biólogos, empresarios, veterinarios, constructores, físicos, deportistas, periodistas, aparejadores, psicólogos, geógrafos, etc.)